domingo, mayo 02, 2010

LA MOVILIZACION DE COCHABAMBA

Yul Francisco Dorado Mazorra
CAI 
La impronta de la Movilización es, de alguna manera, el denominador común de los eventos que convocaron a las organizaciones sociales del mundo a la Ciudad de Cochabamba: La Feria del Agua, 10 años de la Guerra del Agua; y la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.
Entendida la movilización como la estrategia de participación del pensamiento y de las ideas-acción, que trasciende pero también incluye la movilización física para la resignificación y/o reconocimiento social y político de organizaciones y sujetos, con toda la carga de símbolos e imágenes transformadores que refuerzan y legitiman identidades; Cochabamba adquiere la condición de mojón para re-iniciar, desde saberes compartidos, las luchas por la inclusión de la Naturaleza en el contrato social que legitima a nuestros Estados-Nación.
La III Feria del Agua y los 10 años de la Guerra del Agua[1], expresan en grado sumo el ejemplo emblemático de confrontación movilizadora entre unas políticas gubernamentales portadoras de intereses comerciales de multinacionales privatizadoras del agua y las demandas políticas del pueblo cochabambino que exigió y logró, hace diez años,  el reconocimiento del agua como bien público y derecho fundamental. Toda esta carga política ha sido el alimento embrionario movilizador de cualquier cantidad de luchas, exitosas algunas y otras frustradas, realizadas a lo largo y ancho de todos los continentes en los últimos años. Este es sin duda el legado principal de lo que fue y es la Guerra del Agua de Cochabamba: como proceso local todavía demanda y moviliza soluciones en materia de cobertura y calidad del agua; y como hecho emblemático mantiene y alienta las insignias globales de que en materia de agua “otro mundo es posible”.
La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, es la respuesta movilizadora a la frustrada Conferencia de Cambio Climático de Copenhague y a las soluciones de mercado contenidas en el “entendimiento de Copenhague”, que coloca al planeta en contravía de los compromisos efectivos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y el Protocolo de Kioto (PK). Ante este Foro Internacional convocado por el sistema de Naciones Unidas, excluyente y solo representativo de los intereses de los países del primer mundo, organismos multilaterales y de las grandes corporaciones, el correlato altermundista no podía ser otro que una Conferencia de los Pueblos incluyente y movilizadora de análisis y propuestas diseñadas desde los Derechos de la Naturaleza y de los Pueblos. Su éxito nadie lo cuestiona. Más de 15 mil personas de los 5 continentes atendieron la convocatoria; sus argumentos y propuestas  se expresan en el “Acuerdo de los Pueblos”[2] y su  llamado a construir un Movimiento Mundial de los Pueblos por la Madre Tierra, fundamentado en los principios de complementariedad y respeto a la diversidad de origen y visiones de sus integrantes, como espacio amplio y democrático de coordinación y articulación de acciones a nivel mundial. El gran motor dinamizador será la estrategia de movilización de sus propuestas en diferentes escenarios, para impactar en la Conferencia de Cambio Climático que se realizará a fines de año en Cancún, México.
En un mundo donde los actores sociales exigen más y mejores escenarios de participación, donde la protesta se criminaliza, en el que la competitividad reemplaza a la solidaridad, donde el mercado define el contenido de nuestros derechos,  y nuestros consumos mercantiles son la medida de lo que entiende el capitalismo como bienestar; la Movilización se reafirmó como estrategia social, política y cultural de construcción colectiva.
Así, Cochabamba es una voz por la vida del planeta tierra-agua. Nos nutrimos de su fuerza inspiradora y transformadora. De ella no solo hemos traído nuestro compromiso para seguir alentando los procesos movilizadores, también hemos reafirmado identidades andinas vinculadas a la cultura del maíz y el respeto a la Pachamama. Sigamos cimentando nuestras luchas desde la creatividad inspiradora de la Movilización.      


[1] http://bit.ly/9Vv2A0
[2] http://bit.ly/dnPcMp

5 comentarios:

  1. interesante y sentida lectura... No hay nombres pero todas y todos los lideres de la Guerra del Agua están incluidos

    ResponderEliminar
  2. pues en la ucestion de luchar x el agua pues no es mas q encontrar en q lugar hay mas este liquido bital

    ResponderEliminar
  3. no lo creo pues si asemos eso las personas con mayor fondo quitaran esro y venderan el liquido

    ResponderEliminar
  4. el agua algun dia se acabara eso es hobio
    pero x q n oaser algo con la contaminasion?

    ResponderEliminar
  5. ademas si nosotros no podemos vivir con agua
    los de africa como viven si tienen escases ase amos

    ResponderEliminar